Categorías
Marketing

¿Estás buscando psicólogo en Madrid?

Si estás leyendo estas líneas, probablemente es porque estás buscando un buen psicólogo en Madrid, bien para que te atienda a ti o para que lo haga con alguna persona allegada.

Si así es, nos complace decirte que estás en el sitio adecuado. Y es que vamos a hablarte de Alcea Psicología, un gabinete de psicólogos en el que pueden ayudarte a resolver tus conflictos emocionales, sean de la índole que sean, y enseñarte a superar tus miedos, inquietudes o ansiedades.

Alcea Psicología: profesionales de la psicoterapia altamente especializados

Y es que Alcea no es un gabinete psicológico más. Se trata de un centro psicológico, debidamente acreditado por la Comunidad de Madrid, que está integrado por especialistas de las diversas áreas de la Psicología y en el que se trabaja sinérgicamente para que el paciente obtenga los mejores resultados de sus sesiones de psicoterapia.

Las especialidades del centro son:

  • Servicios integrales de psicoterapia presencial
  • Psicoterapia online
  • Terapia familiar y de pareja
  • Terapia infantil

Los tratamientos, tanto si son de carácter presencial como si realizan online, están enfocados a la terapia integral del paciente, la forma más eficaz de conseguir la recuperación del bienestar psíquico y emocional.

Psicoterapia presencial y online

La psicoterapia presencial es la modalidad más habitual de intervención psicológica. Se realiza en la consulta del terapeuta y, en ocasiones, en el propio domicilio del paciente.

Las ventajas de la psicoterapia presencial son:

  • Permite un mayor nivel de cercanía y confianza entre el psicólogo y el paciente. Además, el psicoterapeuta puede observar y analizar mejor el lenguaje no verbal y la expresión facial del paciente.
  • Con la psicoterapia presencial se pueden emplear ciertas técnicas y recursos que no están disponibles en las terapias a distancia, caso del psicodrama, la terapia EMDR (reprocesamiento y desensibilización a través del movimiento ocular) o la hipnosis.
  • La consulta del psicólogo es un espacio neutral y profesional que puede ayudar a algunos pacientes (que no a todos) a sentirse más cómodos para hablar de sus problemas.

Y sus desventajas son:

  • Se requiere de un desplazamiento por parte del paciente, lo que implica que este ha de disponer de tiempo o de medios para poder hacerlo.
  • Puede generar sentimientos de ansiedad o de vergüenza en algunas personas.
  • Puede estar muy limitada por la disponibilidad horaria o geográfica del paciente, con la consiguiente discontinuidad en la frecuencia de las sesiones.

En estos últimos casos, la solución pasa por la psicoterapia onlineuna modalidad de tratamiento que es perfectamente válida en la mayoría de los casos, siempre que no sea necesario emplear ciertas técnicas o métodos terapéuticos específicos.

Así que, si lo que buscas es un buen centro de Psicología en Madrid, Alcea es una primera opción y, además, en ese centro dispones de todas las facilidades para realizar el tratamiento: puedes elegir entre sesiones de terapia presencial u online y escoger el psicólogo que consideres qué es más adecuado para ti.

La primera sesión telefónica en Alcea Psicología es gratuita y si eres estudiante o en estos momentos estás sin empleo, tienen descuentos para ti. Además, puedes beneficiarte de unas tarifas muy económicas si adquieres uno de sus bonos de sesiones.

Categorías
Marketing

Los 5 mejores directorios para psicólogos en 2022

Lejos queda cuando las páginas amarillas te mandaban a casa aquellos mamotretos, al menos, yo hace mil que no recibo uno.

Ahora todo está en Internet, y eso nos ofrece la posibilidad de aparecer allí.

Los directorios para psicólogos siguen siendo una buena estrategia de marketing, si bien debes saber, que por no registrarte en todos los habidos y por haber, significa que vayas a recibir llamadas de pacientes cada día.

De hecho, los directorios se utilizan hoy de otra manera. Por ejemplo, son una forma de contribuir al seo de tu sitio web y sobre todo, a la ficha de Google My Business (Seo Local).

Vale, sé que es posible que te acaba de perder y empieces a no entender nada de lo que esté diciendo.

Si es así, te recomiendo que te apuntes aquí y te mandaré al email una diccionario de marketing para psicólogos, dónde te explicaré paso a paso cada una de las estrategias de marketing digital que puedes llevar a cabo, tanto las de pago como las gratuitas.

Ya no volverás a poner cara de póker cuando te hablen de marketing

5 directorios dónde si eres psicoterapeuta debes aparecer

Antes de nada, me voy a presentar:

Mi nombre es Alejandro, y como tú si estas leyendo esto (me imagino), soy psicoterapeuta.

Además, me dedico a asesorar a otros profesionales de la salud mental, sobre temas de marketing y sobre como vivir de su profesión de manera independiente.

Bien, te explico esto, para que contextualices un poco sobre quién te va a informar y porqué.

Como te decía, los directorios de marketing para psicólogos contribuyen a darte visibilidad, pueden ser una forma de tener un sitio dónde te dejen reseñas positivas y sobre todo, te dan fiabilidad ante Google de que eres un negocio real y no una estafa.

Es difícil que un directorio te traiga pacientes, a no ser que te pases a la versión de pago, y aún así, no siempre hay garantía de ello.

En esta dirección, tienes varios: Mundopsicologos, Doctoralia, Topdoctors, étc.

En este articulo te quiero presentar algunos directorios gratuitos dónde te puedes registrar sin tener que pagar nada.

Vamos a ello.

1. Google my Business

No sé si tiene sentido considerar Google My Business como un directorio, pero yo diría que sí.

Quizás no debería hacer ni falta mencionarlo, pero me encuentro a menudo compañerxs que no tienen una ficha dada de alta y me parece uno de los mayores errores que se puede cometer.

Cuando alguien busca psicólogx en Google, aparecerá algo así:

Eso que ves ahí se llama «Local Pack». Cuando alguien busca psicoterapeuta, Google a través de la geolocalización, intenta ofrecerle a la persona las mejores opciones cerca de sí.

Por lo tanto, si tienes una consulta presencial, tener una ficha en Google My Business es obligatorio.

Trabajando esta ficha, puedes tener una entrada de pacientes muy buena, constante y lo mejor, gratuita.

Así que, date de alta aquí: https://www.google.com/intl/es_es/business/

plantilals ig

2. Psiquatria.com

Este es un portal en el que llevo mucho tiempo registrado y te recomiendo estar.

A diferencia de otros directorios, te piden acreditarte e indicar a los usuarios que visitan tu web o redes, que cuentas con un perfil activo en psiquiatria.com, es una señal de confiabilidad.

Además, una de las ventajas de este sitio es que puedes escribir artículos y aprovechar la autoridad de este sitio web para posicionarlos en Google.

Esto es complejo de explicar y si me detengo mucho en esto ahora, el artículo se iría de madre, pero que al menos te vaya sonando.

Este portal también actúa como una especie de red social, de modo que puedes comentar y compartir artículos de otros profesionales y ellos los tuyos.

3. Doctoralia

Doctoralia la he mencionado anteriormente cuando te hablaba de los directorios de pago.

Lo bueno es que también tienes la opción de hacerte una cuenta gratuita, aunque da por hecho que van a intentar venderte el servicio premium.

Un consejo, no les entregues el control de tu ficha de Google My Business.

Doctoralia es uno de lo portales más importantes, si no el que más, de psicólogos. Te invito a hacer una búsqueda tipo «psicólogo Málaga» en Google y verás que aparecen ellos posicionados.

En esos listados, aparecen primero los perfiles premium, pero con tu cuenta gratuita puedes aparecer detrás de ellos.

Sin lugar a lugar a dudas, es interesante estar dados de alta en Doctoralia.

4. Psico.org

Otras de las plataformas más conocidas y con mas recorrido es psico.org.

De nuevo, es un directorio en el que te puedes inscribir de manera gratuita, aunque si no recuerdo mal tienen también versión de pago (no te la recomiendo).

Es un portal interesante en el que aparecer y tiene una cosa interesante respecto al resto, los usuarios (posibles pacientes) hacen preguntas, y tu como profesional dado de alta, puedes dar respuesta.

De modo que, si al usuario le satisface tu respuesta, esto podría derivar en una futura solicitud de contacto.

Ahora, esto es un arma de doble filo, hay muchos perfiles fake y es fácil, acabar dedicándole mucho tiempo a esto para obtener resultados escasos. Tiempo que le podríamos estar dedicando a otras estrategias más efectivas y enfocadas hacia construir nuestra propia marca en vez de hacer crecer a terceros.

5. Apoyo psicológico en casa

Apoyo psicológico en casa es el proyecto de Natalia, una compañera a la que conozco y que se de buena mano, que es una buena persona y trata de cuidar a los psicos.

Lo que hace Natalia y su equipo, es que cuando les llega una solicitud para un caso que no pueden cubrir, por ubicación o porque simplemente no dan a basto, lo manda a través de la newsletter.

También te llegarán otros emails promocionales, pero yo creo que es interesante, porque a veces, incluso piden formadores.

Mi recomendación es que te apuntes y tu mismo/a saques tus conclusiones. Yo no gano nada con esto ni ella me ha pedido aparecer aquí.

 

Bueno y hasta aquí el Post. Hay muchisísimos más como los que te comentaba al principio del post, u otros como psicodir, psicologiaymente, étc.

He intentado traerte aquellos un poco más diferentes, interesantes y algunos que apenas son conocidos pero aportan cosas muy positivas.

Si además de este tema, estas en Instagram intentando petarlo como profesional, apuntándote a mi newsletter, te regalo un curso gratuito sobre Instagram.

Aquí puedes verlo:

mini curso instagram

Descarga gratis este curso de mí para tú.

Categorías
Marketing

Porqué NO contratar un community manager si eres psicólogo

Esto no es un alegato contra la figura del community manager, pero sí que es cierto, que en nuestro campo de actuación (psicología), no le veo ningún sentido contratar este tipo de servicios.

Si no me conoces, me llamo Alejandro Vera y también soy psicólogo. Además de ejercer por cuenta propia, me dedico a orientar a otros profesionales de la salud mental acerca de como vivir de su profesión.

Con este post, quiero ahorrarte tiempo, dinero y disgustos.

¡Go!

plantilals ig

Qué es realmente un community manager

Son varios los compañeros que conozco que se han gastado un dinero que no tenían en servicios como este, porque barato, lo que se dice barato, no es.

El precio de un community manager suele estar entorno a los 400 euros al mes, y de ahí para arriba. Aunque claro, habrá de todo.

También hay freelances que te propondrán casi la mitad o menos por llevarte las redes, pero ese no es el tema.

Yo mismo tengo una amiga recién graduada en marketing que le lleva las redes a un par de psicologxs.

Resultado…tienes a una persona graduada en marketing, que jamás ha ido al psicólogx ni que se parezca, haciendo contenido sobre dependencia emocional, asertividad y otros.

El tema es…¿tiene sentido?

Un community manager es alguien que se encarga de establecer estrategias de comunicación digitales, gestionar las redes sociales, publicar y construir una imagen de marca.

Algo que puede tener mucho sentido para marcas, dónde la persona queda en segundo lugar.

Lo vemos en algunas cuentas de psicología como por ejemplo @mundopsicologos. A mí, personalmente, estas cuentas me parecen un truño como referentes de la psicología, pero les sirve para tener presencia en redes.

Y son marcas que mueven mucho tráfico con un gran capital.

Pero claro, tú y yo no estamos ahí ¿no?.

La mayoría de psicólogxs que trabajamos por cuenta propia, nuestra marca somos nosotrxs. Es nuestra personalidad, nuestros valores, lo que sabemos, lo que nos interesa, étc.

Y el trabajo en redes sociales consiste en hacer marketing de contenidos, es decir, psicoeducar y divulgar.

Piénsalo ahora, que sentido tiene que alguien que no tiene ningún vínculo con la psicología te prepare contenido para publicar en tus redes sociales ¿?

Es como hacer contenido de marca blanca. Generalista.

Las personas no se vincularán contigo, que a fin de cuentas es lo que buscamos.

Ya, pero es que a mí no me gustan las redes sociales ni tengo tiempo

Entiendo que el punto por el que muchos profesionales delegan estos servicios, es porque no tienen tiempo ni ganas de ocuparse de esta parte.

Lo entiendo.

A los psicologxs nos gusta lo que nos gusta, y es hacer terapia.

Pero si no te gusta divulgar, posturear ni escribir, a lo mejor tu lugar no está en las redes sociales.

Te voy a contar un secreto: No es obligatorio tener un Instagram profesional y tampoco es la única opción.

A menudo es la única opción que conocemos porque es lo que vemos que hace todo el mundo, pero hay otra maneras mucho más rápidas y efectivas para llevar pacientes a consulta.

Que a fin de cuentas, imagino es lo que te interesa.

Te recomiendo descargar el diccionario de marketing para psicólogxs, aquí te cuento todas las alternativas que tienes.

Aquí te voy a contar todas las posibilidades que tienes para que puedas elegir a conciencia, y no te tires a los brazos de la primera agencia de marketing digital que te lo pinte bonito.

Ya no volverás a poner cara de póker cuando te hablen de marketing

Que NO es un community manager

A mí modo de ver, un community manager  para psicólogos puede tener sentido como auditor. Como especialista que construye una estrategia de comunicación, pero a fin de cuentas, somos nosotrxs quiénes tenemos que generar el contenido.

La mayoría de servicios de este tipo de incluyen tareas como:

  • Hacer un número concreto de publicaciones al mes.
  • Contestar a mensajes y comentarios.
  • Gestionarte las cuentas.
  • Hacer publicidad en redes sociales.
  • Otros.

Hacer cosas en redes sociales sin estrategia ni sentido, es perder el tiempo y el dinero. Publicar por publicar no sirve para nada y menos, si el contenido no es excelente.

Y alguien que no es psicologx, haciendo contenido sobre psicología no va a generar contenido excelente, ya te lo digo.

En redes es necesario que hables de tu día a día en la profesión. De las cosas que aprendes y haces. Se tiene que ver tu rostro, tu voz y en resumen, quién eres.

Insisto, tu marca eres tú y si no estas dispuestx a estar ahí, es mucho mejor idea que centres tus esfuerzos en llevar a cabo otra estrategia.

mini curso instagram

Descarga gratis este curso de mí para tú.

 

 

Categorías
Marketing

Los 5 mejores podcast de psicología en Spotify (2022)

Instagram, Youtube, Twitter…cada vez son más las plataformas online para consumir contenido.

Puede llegar a ser abrumador.

Yo personalmente, me he aficionado a los podcast. En este ritmo frenético que nos propone la sociedad neoliberal y las grandes capitales, tener la posibilidad de ir a la compra o a entrenar, y aprender por el camino, se agradece.

Yo lo agradezco mucho, vaya.

Bueno, pues en este artículo voy a aprovechar para recomendarte alguna de mis joyas personales: los mejores podcast de psicología en la actualidad (bajo mi punto de vista).

Son podcast que están más orientados a psicólogxs porque en algunos el contenido es más técnico, aún así, si te pirra la psicología, te los recomiendo igualmente:

1. Marketing para psicólogos

Pues sí, en primer lugar voy a barrer para casa.

Sorry, not sorry.

Este es mi podcast, pero como es posible que no lo conozcas y te interese, te voy a hablar un poco de él. Así que te animo a que le des a seguir ahí arriba, porque vas a aprender un montón de cosas muy importantes para tu desarrollo profesional.

Aquí doy consejos, tips y todo lo que se le parece sobre como vivir de la profesión. Sin embargo, he decidido meterlo en esta lista porque hablo de aspectos de la profesión que seguramente no vas a encontrar en otros canales, como el intrusismo profesional, las apps de teleterapia y como es la incorporación del psicoterapeuta al escenario laboral.

Puedes escucharlo en Itunes, Ivoox y Spotify.

 

2. No me psicoanalices

Pocos son lo psicólogos que se atreven a quitarse el corset profesional y hablar deliberadamente de sus dudas y reflexiones sobre la profesión.

Por lo general, suele ser complicado ver a la persona tras el profesional y la si la psicología va de algo, precisamente es de personas.

No me psicoanalices es un podcast disruptor donde 4 profesionales de la salud mental se sientan a hablar de temas de actualidad relacionados con la profesión y como lo viven ellos.

Te lo recomiendo fuerte aquí en Spotify.

 

3. Psicoflix

psicoflix

Psicoflix es uno de los podcast para profesionales más conocidos en la actualidad.

Es un podcast muy, muy interesante porque traen a psicólogxs con amplia experiencia en psicología clínica e investigación. Además, tienen algunos cursos de formación muy interesantes y con unos precios bastante asequibles. Yo he hecho un par de ellos.

Sus capítulos duran una hora, lo cual se puede hacer un poco largo si vas pillado de tiempo.

Los invitados que suelen acudir siguen un marco de terapias contextuales o de tercera generación.

 

4. Psicorebeldes

Psicorebeldes a raíz de que un amigo me dijese que se había cansado de consumir psicología.

Me comentaba que todas las cuentas e Instagram o los artículos que le proponía Google, le sonaban a lo mismo y que se había cansado.

El objetivo de este podcast es romper con la psicología cansina y repetitiva, y divulgar desde las ideas propias, pero basadas en una concepción de la psicología como ciencia.

Humor y rigor no deberían estar reñidos:

 

5. Las perras de Pavlov

De la mano de Olga Ayuso, puedes aprender psicología a la vez que echarte alguna risilla.

Olga le da mucho humor al tema, y aunque no siempre estoy de acuerdo con sus apreciaciones, la verdad es que hace muy ameno el tema de escuchar divulgación sobre psicología.

Yo fui de invitado a su programa y se me hizo super corto. Todo bastante natural e improvisado, lo cual se agradece.

Te recomiendo pasarte a escucharlo también por aquí:

 

6. Entiende tu mente

Entiende tu mente es otro de los podcast sobre psicología que te recomendaría.

Lo digo en condicional porque tiene cosas que me gustan y otras…que no tanto.

He aprendido mucho de sus capítulos, pero tengo la sensación de que a veces caen en mensajes un poco populistas. Aún así, se aprende bastante si tienes ojo crítico.

Te recomiendo echarle un vistazo y sacar tus propias conclusiones.

 

¿Te ha gustado esta selección los 5 mejores podcast de psicología en la actualidad? ¡Cuéntamelo en comentarios!

Categorías
Marketing

Las 5 mejores agencias de Marketing digital para psicólogos

Por lo general, todo lo relacionado con el marketing es algo que a los psicólogxs, ni nos gusta, ni dominamos.

Es fácil perderse y acabar contratando un servicio ineficaz, en el que hemos invertido mas tiempo y dinero del que deberíamos.

Una de las razones por las que acabé introduciéndome en todo este mundillo del marketing digital, tuvo que ver con mi agotamiento externalizando este servicio.

Por esta razón, aunque en este post te recomiende algunas agencias de marketing digital para psicólogos con buenas referencias, mi recomendación es que te informes muy bien sobre que estás contratando exactamente y cotejes diferentes precios.

Si andas un poco perdido o perdida con este tema, échale un ojo a este recurso dónde te explico todas las opciones que hay de manera sencilla:

Ya no volverás a poner cara de póker cuando te hablen de marketing

Las 5 empresas de marketing digital para psicólogos mejor valoradas en la actualidad

Vamos al kit de la cuestión.

Antes de nada, decirte que yo no tengo un experiencia directa con ninguna de esas empresas ya que no he contratado sus servicios.

Este post está sujeto a la opinión de terceros y a un análisis que he hecho a través de Internet.

1. Slupu

Slupu es una agencia de marketing digital 360 que se ha hecho muy conocida en los últimos meses (al menos a mí me han comenzado a hablar a menudo de ella).

Aunque no es una empresa especializada únicamente en psicoterapeutas, si que tiene una vertical/landing destinada a nosotrxs.

Ofrecen una gran variedad de servicios: diseño web, gestión de publicidad, marketing de contenidos, email marketing.

Pero insisto, antes de contratar nada, infórmate bien lo que estas cogiendo. No hace falta hacerlo todo, a veces, simplemente con un buen gestor de anuncios en Google ads es más que suficiente.

Algo que no me gusta de su sitio web es que no he encontrado el precio por ningún sitio, lo cual, me hace pensar que va a tocar rascarse el bosillo.

Por otro lado, en las agencias grandes el trato suele ser menos personal.

Opiniones

Cuenta con una valoración de 5/5 con 20 reseñas en Google My Business. Las reseñas son muy positivas. Aunque esto siempre hay que cogerlo con pinzas.

Me parece positivo no hacer encontrado reseñas negativas.

plantilals ig

 

Neurita

En este caso hablamos de un equipo conformado por tres personas vinculadas con el marketing sanitario.

A @neurita le sigo en Instagram y me gusta bastante el contenido que sube. En este caso, estamos hablando de Rocío Medina, la líder de este proyecto.

Algo que me parece muy positivo, es que como en mí caso, Rocío también es psicóloga. Creo que esto aporta un punto de vista muy importante a la hora de establecer estrategias de marketing con nuestro colectivo.

Punto de vista que la mayoría de marketers alejados de la salud mental desconocen.

Opiniones

No he encontrado la ficha de Google my Business de Neurita, de modo que no puedo compartir opiniones de manera objetiva.

Craso error, por cierto.

 

Mónica Lemos

Mónica es compañera, pero si aparece aquí, es porque merece estarlo Mónica Lemos es freelance y una crack en todo lo relacionado con imagen de marca y branding.

Bajo mi punto de vista, no es la inversión inicial que un psicólogo o psicóloga cuando comienza su proyecto debería llevar a cabo. Sin embargo, si tienes una clínica/centro o quieres llevar tu proyecto al siguiente nivel, un buen trabajo de marca es fundamental.

Mónica sólo trabaja con mujeres emprendedoras, de modo que los chicos tendremos que buscar nuestro destino en otro sitio.

Opiniones

Mónica cuenta con una valoración de 5/5 en base a 9 reseñas en Google Maps.

Además de mi recomendación personal porque sé como trabaja y el respeto que tiene por la profesión.

 

Psiky

Psiky es seguramente una de las agencias de marketing digital para psicoterapeutas con más recorrido y reconocimiento.

Capitaneada por Jorge Fresco, ofrecen todo tipo de estrategias de marketing digital, desde SEO, a diseño web, pasando por Google ads.

En el equipo de Psiky también hay varios psicologxs, algo que como comentaba antes, ofrece una perspectiva necesaria a la hora de trabajar la publicidad.

Algo que a mí, personalmente no me gusta, es el tema que te redacten artículos y contenido en redes sociales. Bajo mi punto de vista, el marketing de contenidos tiene el objetivo de escuchar la voz de la marca o el profesional en cuestión.

Ese tipo de servicios me parecen un error.

Opiniones

Psiky cuenta con valoración de 4,6/5 en base a 9 reseñas en Google Mu Business.

En general, las valoraciones son bastantes positivas.

 

Marketing Libélula

Marketing Libélula es otra de las empresas de marketing para psicólogos más conocidas y por eso he decidido incluirla.

No tengo tanto feedback de esta agencia como de otras, pero el contenido suyo que he podido ver en redes y Youtube me ha parecido de mucha calidad.

Algo que no me gusta es que no solamente se orientan a promocionar la psicología clínica, si no que incluyen en sus servicios a todo tipo de terapeutas. Tal y como yo lo veo, esto nos coloca a la misma altura y da a entender que el servicio es equiparable.

Por otro lado, me comentan que el precio de sus servicios es algo elevado.

Opiniones

No he encontrado la ficha de Google my Business de Marketing Libélula, de modo que no puedo compartir opiniones de manera objetiva.

 

Categorías
Marketing

5 consejos efectivos para que tus páginas de servicios espanten a los pacientes

Hola compañerx, ¿Cómo estás?

Sí, no has leído mal, el título de este artículo es: 5 consejos efectivos para que tus páginas de servicios espanten pacientes.

Mi nombre es Alejandro y además de ser psicoterapeuta, soy profe en Tras el Diván, una escuela/comunidad online donde enseño a otros profesionales como tú a promocionarse sin dar palos de ciego.

¿De qué va todo esto?

Este artículo ha surgido tras preparar un taller en la academia, donde analizo páginas web de otros profesionales, explicando los errores que detecto y qué cosas se podrían mejorar para que nuestras páginas de servicio transmitan más confianza y sean más efectivas a la hora de que las personas nos contacten.

De hecho, si quieres ver este taller, puedes dejar aquí tu mail y te enviaré el taller completo al correo 🙂

Para psicólogxs que no quieren que esta se la imagen de su consulta

silla-vacía

Para llevarlo a cabo, no es que tuviese que rebuscar mucho para encontrar 5 webs de psicólogxs, donde detectase cosas que “corregir”.

Fueron las primeras 5 que encontré las que analizo.

Me atrevería a decir que el 90% de las páginas de servicios profesionales de psicoterapeutas (ansiedad, depresión, terapia infantil, étc) cometen varios de estos pecados.

Entonces he pensado, oye, que igual lo que nos interesa es espantar a los pacientes.

Si quieres dejar la psicología pero no sabes cómo, te recomiendo seguir paso por paso cada uno de estos consejos a la hora de escribir la página dónde cuentas el servicio o tratamiento psicológico que ofreces a las personas:

plantilals ig

1. Háblale a la persona en arameo

Utiliza un tipo de lenguaje muy técnico y descríbele términos que aunque sean correctos, esa persona jamás podrá identificar con lo que siente y le sucede.

No pienses en esa posible persona que te lee, cuenta tus servicios como si estuvieras haciendo una tesis doctoral.

2. Pon muchos enlaces

En tu página de servicios pon enlaces salientes hacia todo lo que te sea posible: blog, redes sociales e incluso a algún periódico local para que la persona se marche de tu página.

Es más, si puedes, esconde todo lo posible el formulario de contacto o que la persona tenga que dar vueltas por tu web para poder dejarte un mensaje.

3. No te presentes

Da por hecho que la persona que lee tu página de servicios se imagina quién eres.

Cuánto más parezca que ese texto lo has escrito un boot que no hay una persona de carne y hueso detrás, mucho mejor.

4. O preséntate, pero mal

En realidad sí que puedes hablarle de ti. Puedes poner todos tus títulos y formaciones realizadas.

No te asustes porque tengas un gran CV, cuánto más te parezcas a una pared de despacho dónde vienen colgados todos los diplomas, más efectiva será esta técnica para espantar a tus posibles futuros pacientes.

5. Cuenta las cosas aburriendo a la peña:

Olvídate de las emociones. El texto cuanto más descriptivo, aséptico y soporífero, mejor. Sé muy serio/a y formal, no transmitas pasión, ilusión o empatía.

Que la persona que te lee entienda desde el primer momento que no va a poder conectar contigo.

 

Podría darte alguna más, pero yo creo que con estos 5 consejos debería ser suficiente.

Te aseguro que si llevas todas estas directrices a la práctica, conseguirás que no lleguen pacientes a tu consulta. Quizás alguno, pero descuida, te tocará invertir bastante mas dinero para que esto pasa.

Sin embargo, si por algún casual, fueses de esos raros psicólogxs que quieren dedicarse a la psicoterapia, quiero tener un detalle contigo.

El taller que he grabado forma parte de una academia con una suscripción de pago, pero si quieres te lo envío al mail para que entiendas mejor de lo que estoy hablando sin coste:

Para psicólogxs que no quieren que esta se la imagen de su consulta

silla-vacía

Posdata: No te preocupes, que aunque no lleves pacientes a consulta, cursos y formaciones puedes seguir haciendo todas las que quieras.

Categorías
Marketing

La triste historia de una psicóloga que pese a ser una gran profesional tenía la consulta vacía

Te voy a contar la historia de Paola, una psicóloga que pese a devorar todos los manuales de psicología disponibles en Amazon y tener muchísimas ganas de ayudar a otras personas, tenía la consulta vacía.

Paola no existe, al menos no físicamente, pero bien podríamos haber sido ella, tú o yo en varios momentos de nuestra vida.

De hecho, es un personaje que encarna la historia de otros profesionales que he conocido y que se sentirán identificados al conocer su historia.

Te la presento:

Acto I: La vida universitaria

Hola,

Mi nombre es Paola y soy psicóloga. Estudié en la universidad Complutense de Madrid.

En Tinder mis match me preguntan:

¿Los psicólogos también usáis Tinder?

¿Me vas a psicoanalizar?

¿Por qué decidiste estudiar psicología?

 

Esta última me gusta.

No sé exactamente en qué momento decidí estudiar esta profesión. Fue una idea que se abrió hueco en mí y cuando la tuve delante, no había marcha atrás.

Supongo qué todos los psicólogxs tenemos cosas en común: nos gusta escuchar, nos producen curiosidad los mundos internos de otras personas y aunque suene algo idealista, queremos cambiar las cosas.

Con ese ánimo comencé la carrera.

Sintiéndome alguien nueva, en evolución, que iba a descubrir el mayor secreto de la vida: Entender a las personas.

La carrera me gustó. Sin embargo, tuve que bajar mis expectativas. Para empezar a disfrutar primero había que estudiar cantidad de asignaturas que poco o nada tenían que ver con lo que yo quería hacer: clínica.

Cuando acabé mis cuatro años de grado, me matriculé en el máster habilitante para poder ejercer como psicoterapeuta.

Al acabar, eché algunos curriculums y sólo me devolvían llamadas para trabajar como voluntaria. Incluso para colaborar tuve que pasar algunos procesos de selección.

plantilals ig

Acto II: La vida real

Poco a poco fui asumiendo que seguramente me iba a tocar hacer la guerra por mi cuenta y trabajar por cuenta propia.

No me sentía preparada, de modo, que decidí hacer otro máster para postergar un poco más el paso hacia delante.

Después de un año de especialización y con 25 años, sin haberme incorporado aún al mundo laboral, no me quedaba otra que lanzarme.

Nunca nadie en la carrera ni después me hablo sobre como es la profesión de un psicólogx:

¿Es caro montar una consulta?

¿Cómo llegan los primeros pacientes a ti?

¿Por dónde empiezo a promocionarme?

 

Me hice tarjetas.

Mandé un mensaje a todos mis contactos para decirles ¡Ey, que soy psicóloga, te puedo ayudar!

Me abrí un blog y escribía en él.

Me abrí una cuenta de Instagram y publicaba en ella.

Compartía los artículos que escribía en Instagram.

Y nada.

 

Tenía 2 o 3 pacientes a la semana que habían salido de aquí y de allá.

Al principio estaba tranquila, pero según pasaban los meses mí consultaba no despegaba.

Seguía viviendo con mis padres y estaba lejos de poder independizarme.

Entonces les pedí ayuda y me ayudaron económicamente:

Primero me hice una página web.

Después contraté un servicio de SEO

Más tarde a alguien que me llevase las redes sociales.

Gasté más de lo que ganaba.

Después de año y medio decidí cambiar de rumbo.

 

Acto III: La vida laboral

Por fin he conseguido trabajar de lo mío.

Llevo 4 años trabajando como psicoterapeuta en un centro privado.

Me da seguridad.

Estabilidad.

Y estoy agotada.

Veo 30 pacientes a la semana. Algunos  problemas que trato, si por mi fuera los derivaría, ya que no me siento preparada para tratarlos. Además, siento cierta presión por mantener a los pacientes en terapia aún cuando no estoy segura de que deba ser así.

Cobro la mitad de lo que genero y mi despacho ni tan siquiera es mi despacho.

Pero soy psicóloga, y ayudo a otras personas.

 

La otra vida de Paola

Como te decía, Paola encarna la historia de muchos profesionales que se sienten desorientados a la hora de emprender su propio camino profesional.

En el centro donde trabajo alquilamos despachos, y he visto a varios compañerxs empezar con mucha ilusión y meses después tener que dejarlo porque el proyecto no arranca o irse a trabajar para otros sitios donde se encuentran agotados mentalmente.

Esta es la principal razón por la que cree Tras el Diván, porque sé que la historia de Paola no tendría por qué ser así.

Hay otra vida, lo que pasa es que nadie nos la ha contado. Yo la he descubierto por testarudo y porque le he dedicado un tiempo a investigar sobre marketing digital.

Como tú soy psicoterapeuta y vivo de mi trabajo en consulta privada. Concretamente en Integra Terapia, en Madrid.

Veo unos 15 pacientes a la semana por elección propia. Para vivir la profesión de forma segura y no quemarme.

Con la libertad de elegir cómo, cuándo y con quién.

Esto no ha ocurrido sin trabajo, de hecho, lo más complicado es arrancar. Una vez que eso sucede, unos pacientes te van recomendado a otros.

Pero estamos hablando de esto precisamente: de ARRANCAR.

Esto es lo que puedo enseñarte. Porque soy psicólogo, he pasado por ahí y conozco las estrategias que sí funcionan.

No es nada mágico ni tengo una llave secreta. En realidad, es más sencillo que abrirse 400 redes sociales y escribir sin ton ni son en un blog.

De momento, lo que te propongo es que te informes y conozcas todas las posibilidades que existen.

Para ello he creado este diccionario de marketing para psicólogos, que no es más que un resumen de las diferentes estrategias de marketing que existen para llevar a cabo y que debes conocer antes de hacer nada.

Ya no volverás a poner cara de póker cuando te hablen de marketing

La información es poder. No te asustes porque diga “marketing”, simplemente es darle a las personas que quieren ir al psicólogo la posibilidad de hacerlo contigo.

Además, si te suscribes te mandaré 10 correos donde compartiré contigo algunas ideas y conceptos para promocionarte como profesional.

También te invitaré a entrar en una academia muy especial al final de cada uno de ellos. Si esto es un problema para ti te recomiendo no apuntarte a esta lista.

La academia se llama Tras el Diván, y es una comunidad online para profesionales, con cursos y sesiones en directo que te enseñará a aplicar por ti mismo/a una estrategia que realmente funcione sin dar palos de ciego ni depender de terceros.

Ya no volverás a poner cara de póker cuando te hablen de marketing

Te voy a ser completamente franco:

Esto es un negocio. No es nada altruista. Ahora, eso no quiere decir que no tenga valor. Estoy convencido de que te puedo ayudar.

Ya está. Sólo eso.

Mi nombre es Alejandro Vera, soy psicoterapeuta y llevo dos años metido en el tenebroso mundo del marketing digital.

Te quiero ayudar a cambiar la historia de Paola. La historia de todxs nosostrxs.

¡Un abrazo!

 

Categorías
Marketing

Si Carl Jung despertarse en 2021, ¿usaría Redes sociales?

¿Te Imaginas a Carl Jung haciendo reels?

Yo no.

Algo que siempre me ha hecho mucha gracia (llámame friqui, porque lo soy), es imaginarme a psicólogos y psicólogas históricos usando las redes sociales.

Quizás alguno como Paulov se lo pasaría muy bien. Viéndolo por el lado bueno, igual podría haber dejado de experimentar con su perro y hacerlo con todos nosotros.

Mira, ya están salivando a la espera de me gustas con el nuevo selfie…

Otros como Viktor Frankl creo que lo hubiesen pasado muy mal. Creo que incluso él, le habría perdido el sentido a todo esto.

Sin embargo, el que me hace especialmente gracia imaginarme postureando en instagram es a Carl Jung.

Carl, es uno de mis psicólogos favoritos y no lo es porque compartamos modelo, la verdad. Lo es porque me le creo.

Cuando he leído sus obras me ha transmitido una grandísima sensibilidad. Una gran mente sí, pero en una gran persona.

O bueno, eso me parece a mí. Luego vete a saber.

El caso es que eso es de los que te quiero hablar hoy, de la imagen de marca o imagen profesional.

Si eres psicólogx es posible que nunca te hayas parado a pensar sobre esto: ¿Qué imagen profesional estoy ofreciendo? ¿debería pensar en esto?

El currículum no construye marca

Te pido perdón por anticipado si ya me habías escuchado decir esto, pero es que considero que repetir las cosas ayuda a comprenderlas.

Los psicólogos por lo general no solemos preocuparnos por nuestra imagen de marca. Bueno, es que no nos preocupamos casi por ningún aspecto relacionado con el marketing.

De hecho, seguramente te haya chirriado mucho que te haya dicho que tienes imagen de marca.

Pero la verdad es que es así. Si trabajas por cuenta propia, lo quieras o no, eres alguien emprendedor.

Eres alguien qué, depende de sus clientes para poder seguir llevando el pan a casa. O lo que sea que comas.

Sé, y lo entiendo, de verdad: ver la psicología como un negocio le quita todo el flow. Es como ir a una cita de  Tinder a tiro hecho. Puede ser divertido, pero pierde magia.

La cuestión es que tener una imagen de marca, no significa contar milongas, venderse bien (al menos si entendemos venderse bien por edulcorar las cosas) ni engañar a la gente.

Tener una imagen de marca o profesional significa que cuando los demás piensan en ti, ocurre algo similar a lo que sucede cuando yo recuerdo a Carl Jung.

Uno de los pecados capitales consiste en dar por hecho que como sabemos que sabemos, los demás lo saben y eso es motivo para que nos llamen.

A los pacientes les da igual cuántos títulos tengamos colgados en la pared, sólo les importa como se sienten en terapia con nosotros.

Incluso aunque no mejoren rápido.

Construir una imagen de marca es trabajar la imaginación de las personas y que sepan que se van a encontrar si deciden trabajar con nosotros, no los motivos que tenemos para atenderles.

Todos nacimos originales y morimos copias, Carl Jung

Mira:

La ansiedad es una de las formas de sufrimiento psicológico más comunes y diagnosticada hoy en día. Supone el motivo de consulta más frecuente entre las personas que acuden a terapia psicológica. La terapia de la ansiedad y su tratamiento tiene que ser analizada y evaluada por un profesional para adaptarse a cada persona y situación.

Siento si este texto es tuyo, espero que no porque me daría mucho palo.

Es un texto que he cogido de una web de psicólogos. En concreto, de una página de servicios donde se ofrece terapia para la ansiedad.

Es un texto:

Correcto.

Adecuado.

Claro.

Cierto.

Y no dice nada.

NADA.

Es texto, sin más. Te quedas ni fu ni fa. Con un texto así, a lo mejor te eligen, pero no creo que sea por lo que has transmitido, quizás por el precio o porque estás cerca.

Piensa ahora en este artículo que estás leyendo. Te puede estar gustando más o menos.

Es posible que pienses, este tío es:

Pedante.

Cachondo.

Original.

Flipado.

Espabilado.

Insoportable.

A algunos lectores os caeré en gracia, a otros no, pero seguro que algo te ha salpicado, aunque sea un poquito.

Bien, pues eso es imagen de marca. Lo bueno de la imagen de marca es que ayuda un montón a filtrar.

Quién le gusta mi propuesta me seguirá, quién no, se olvidará de mí. O como mucho me mandará un mail criticándome.

Ahora llévate eso a la terapia. Imagina poder trabajar con personas que comparten afinidad contigo. Seguramente, vas a poder ayudarles mucho mejor.

Lo importante es que no tenemos que dar por hecho que sabemos hacer textos o contar bien las cosas.

Parece que por ser psicólogos tenemos que saber escribir y emocionar. Cuando las personas estudiamos copywritting es por algo, es una técnica.

Tú puedes aprenderlo aquí, entras tantas otras cosas.

¿Reels? No, por favor

Uno de los errores más frecuentes a la hora de promocionar nuestros servicios como profesionales, es caer en textos descriptivos, técnicos, asépticos, como el que te acabo de enseñar.

Se nos llena la boca hablando de emociones, y cuando tenemos que acceder a ellas, escribimos artículos que no activarían ni a Pocholo.

Lo entiendo, tenemos «miedo a perder la profesionalidad» y en parte está bien que no nos olvidemos de ella: Primer aviso para todos los psicólogos que están haciendo Reels.

Lo que tenemos es que ser capaces de integrar, es esa profesionalidad con la humanidad. No te imaginas cuánto de importante es que se vea a la persona tras la bata (aunque la mayoría de psicólogxs no usemos, es que no se me ocurría otra cosa).

Verás como si aprendes a hacer esto, no te falta curro.

Si no sabes cómo, de momento, puedes apuntarte a la newsletter y recibir en tu mail consejos, ideas y reflexiones para promocionarte como profesional.

Además, te regalo el diccionario de marketing para psicólogos, para que te vayas familiarizando con los términos:

Ya no volverás a poner cara de póker cuando te hablen de marketing

Antes te hablaba de los reels. Si no sabes que es esto, los reels vídeos cortos (duran menos de 15 segundos creo), que se comparten en Instagram.

Son lo que está de moda.

En vogue.

Lo hace todo el mundo.

Son un horror.

A mí al menos no me gustan nada. Son la representación de lo inmediato y mágico: «Tres consejos para superar la ansiedad…».

Sí, claro.

El tema es que si quieres potenciar tu alcance en Instagram, ahora mismo son casi la única forma de hacerlo. IG le está restando muchísima visibilidad a los clásicos posts de imagen y texto.

Instagram quiere carnaza.

Y algunos psicólogos no estamos dispuestas a dársela. Otro sí.

Para los que no, Instagram no es nuestro sitio. Bueno, a ver, con matices.

Es una buena manera de, si ya tenemos comunidad, mantenerla activa, pero para crecer… mala idea.

En el otro lado tenemos a los psicoterapeutas que se están adaptando y los están haciendo.

¡Ojo! igual hay quién se lo está currando un montón y haciendo contenido genial.

A mí me choca mucho lo que estoy viendo.

Profesionales bailando, poniendo caras sexys a la cámara y señalando frases al aire.

Esto es una imagen de marca, pero no sé si la mejor. Considero que haciendo esto vamos a tener una falsa sensación de éxito.

Es decir, nos vamos a viralizar, llegar a mucha gente, nuestra cuenta va a crecer. Sin embargo, ¿van a querer trabajar con nosotros o comprar nuestros cursos?

En cualquier caso, yo no valgo. Si tu sí, dale fuerte porque parece funciona, al menos para llegar a muchas personas. De lo contrario, mejor tira por otra estrategia de marketing.

Si no sabes cual, de nuevo, te animo a unirte a esta newsletter y te envío el diccionario de marketing, ahí te cuento muchas:

Ya no volverás a poner cara de póker cuando te hablen de marketing

 

Categorías
Marketing

Por qué coaches sin formación tienen tres veces más pacientes que tú, amigo psicólogx

Compañerx, nos están comiendo la tostada.

El otro día me reuní con Marina, la de psicosupervivencia. Aunque con un perfil diferente al mío, Marina y yo tenemos algo en común: somos psicoterapeutas, pero la sangre emprendedora corre por nuestras venas.

El caso es que hemos decidido colaborar, yo le voy a ayudar con el SEO de su sitio web, y ella, me va a ayudar a mí, supervisando y revisando el copy del proyecto en el que te encuentras ahora mismo.

Yo le contaba que  me parecía que iba a ser todo un reto sacar adelante esta comunidad de marketing online para psicólogos. No porque no sea buena, honestamente, creo que es la h****.

No sé si está mal que lo diga yo, pero es lo que pienso.

La dificultad que le veo es convencerte a ti, terapeuta, y a otros como tú, de lo importante y necesario que es todo esto para tu profesión.

De momento, puedes unirte a la newsletter para recibir el diccionario de marketing para psicólogos.

Ya no volverás a poner cara de póker cuando te hablen de marketing

Psicólogxs vs. Marketing

Por alguna razón que supongo vislumbraré al final de todo esto, a los psicólogxs nos cuesta horrores apostar por el marketing como una forma de dar seguridad y desarrollo a nuestra vida profesional.

Somos más dados a engrosar nuestro experiencia académica hasta la extenuación.

Ojo, que no digo que esto esté mal. Me parece que esto habla muy bien de nuestro amor por la profesión. No sé si habrá muchos profesionales que estén dispuestos a dejar tanto de sí mismos en mejorar lo que hacen: cursos de formación, supervisión de casos, leerse todos los libros de Amazon, étc.

El caso es que todo esto no llena la consulta de pacientes. No basta con ser buenos.

Tampoco con ser voluntariosos.

Y mucho menos, con abrir un blog y escribir de lo que se nos antoje sin orden ni concierto.

El caso es que no están comiendo la tostada:

gracias flansi

Esta imagen representa a la perfección la situación en la que nos encontramos los terapeutas:

Después de cuatro años de carrera, dos de máster general sanitario, algún voluntariado, otro máster de especialización y quién sabe que más, estamos preparados para comenzar a ejercer.

Nos hacemos una página web que nadie ve.

Escribimos en un blog que nadie lee.

Nos abrimos una cuenta de Instagram y hacemos posts de lo que nos parece interesante pero con los que nadie o muy poca gente interacciona.

Finalmente, nos desanimamos y buscamos trabajar para otro u otra que sí que sabe de marketing.

Puede que tu recorrido no haya sido exactamente este, incluso puede que no seas de grado, si no de licenciatura, pero estoy seguro de que algún punto, si no en varios, te has visto reflejado/a.

plantilals ig

Hola, he estudiado 6 meses y me voy a quedar con tu trabajo

Puede ser un coach, un constelador, un sanador de almas o un cazador de unicornios, el caso es que la mayoría de ellos, se están quedando con una parte muy importante del pastel.

Y mira que hay información al respecto sobre lo inútil que suele ser todo esto.

Pero da igual, la gente sufre. Las personas tienen necesidades y ellos, están dispuestos a satisfacerlas. Otra cosa es como.

No sé si conocerás muchos, pero hoy día, ser coach es muy rentable. Vaya, es que te forras.

Haces un cursito, aprendes unas cuantas técnicas y ya con esto, consideras que eres un semi Dios capaz de poner orden y orquestar la vida de cualquier otra persona.

Y lo peor es que se lo creen. Esto lo explica el efecto Dunning-Kruger, cuánto menos sabes, más fácil te parece todo.

¿Psicodiagnóstico? ¿qué es eso?

El caso es que hay que reconocer algo: se están promocionando mejor que nosotros.

Los psicólogos (por norma general) pecamos de ser un poco protagonistas. Ponemos el foco en nosotros.

Me explico mejor:

Consideramos que con lo que sabemos, con los títulos que nos avalan y  con las ganas que tenemos de ayudar, es suficiente.

Sin embargo, no nos estamos dando cuenta de que esto no va así. De que las personas no nos eligen por lo que somos, si no por lo que necesitan.

Y el marketing es justo esto, conectar con las necesidades de las personas, haciéndoles ver que somos la solución o al menos, una posibilidad.

Otro de los problemas es que solemos equiparar esto con algo deshonesto. Como si de algún modo, estuviésemos prostituyendo la profesión.

Y en parte, es cierto.

Es decir, a mi se me ponen los pelos de punta cada vez que me meto en Instagram y veo a psicólogos haciendo Reels, bailando y señalando bocadillos con frases hechas.

Esto NO es marketing.

Marketing es comunicar. Es saber transmitir. Es sacar lo mejor que tenemos dentro, y no dar por hecho que las personas deben reconocerlo porque sí.

El marketing puede ser muy honesto, muy sincero, muy claro.

Yo todos los días mando mails a personas, siguiendo una estrategia de mail marketing. Muchas personas se borran a diario de la lista y deciden dejar de recibirlos.

No les cuadra, no les gusto. No pasa nada.

Sin embargo, muchas otras abren todos los días el mail. Incluso diría que lo esperan.

Porque he conectado con ellos.

Bien, pues esto es marketing y tienes que saber como hacerlo si quieres garantizar que vas a poder vivir de tu mayor pasión. Porque difícil, lo que se dice difícil tampoco es, pero hay que saber unas cuantas cosas.

De lo contrario, serán coaches y otros falsos psicólogos los que estarán haciendo el trabajo que deberías estar haciendo tú.

Y dicho esto, si quieres empezar a construir tu presente y futuro, puedes apuntarte a esta newsletter donde recibirás periódicamente consejos, recursos y reflexiones para promocionarte profesionalmente.

Todo pensado para psicólogos. Única y exclusivamente para psicólogos.

Además, te regalo el diccionario de marketing para que comiences a ubicarte en todo esto.

Ya no volverás a poner cara de póker cuando te hablen de marketing

¡Un abrazo!

Categorías
Marketing

Google ads para psicólogos: ¿Es la mejor estrategia?

Hola compañerx, ¿cómo te encuentras hoy?

Espero que muy bien. Hoy voy a hablar sobre un de las estrategias que primero nos viene a la mente cuando pensamos en llevar pacientes a nuestras consulta: Google ads.

¿Es esta la mejor estrategia? ¿Google ads funciona para psicólogos? ¿Empezaría por aquí  si partiese de cero? ¿es caro?

Vamos con ello.

Publicidad para psicólogos: Qué es Google Ads

Si has aterrizado en este post supongo que es porque algo habrás escuchado de Google ads. Si no tienes ni idea sobre marketing, ni que opciones tienes para promocionarte, antes de nada, te recomiendo echar un vistazo a esto:

Ya no volverás a poner cara de póker cuando te hablen de marketing

A Grosso modo, Google ads es una herramienta de pago que nos facilita la labor de aparecer en Google para determinados tipos de búsquedas. Sin lugar a dudas, es una de las mejores estrategias de publicidad para psicólogos.

Por ejemplo, si ahora mismo acudes a Google y tecleas «psicólogo transpersonal en. Valencia» (por ejemplo), te saldrán resultados orgánicos (SEO) y resultados con la etiqueta publicidad (Google Ads).

Estos son los que aparecen primero.

Por cierto, yo tampoco sé qué es un psicólogo transpersonal, pero dicen que existen.

El caso, pongamos un ejemplo gráfico para verlo. Uno de los más típicos: «Psicólogo Madrid»:

¿Ahí lo ves, verdad?

Las personas cuando buscan a psicólogo preguntan a sus hermanos, amigos u otros, pero a veces también preguntan a Google.

Y Google les dice, mira estos primero que son los que me pagan, y después a estos otros que se supone que son los mejores.

En realidad, no son los mejores, simplemente los que tienen una mejor estrategia de SEO, pero este es un tema para otro post.

El caso es que pagando, podemos aparecer ahí, que visiten nuestra web, nos contacten, nuestra consulta se llene, nos sintamos super realizados con nuestro trabajo y el día de nuestro fallecimiento nos vayamos en paz al hoyo.

Casi, pero no es tan fácil como pagar y listo.

Entonces yo pago y vienen pacientes a mi consulta, ¿no?

Pues si y no. Más adelante te daré mi opinión sobre cuándo, porqué y de qué manera implementar Google ads como estrategia.

Sin embargo, tienes que tener en cuenta que esto no es tan sencillo como pagar y olvidarse. Ojalá.

Bueno, en realidad no, sería muy aburrido y proyectos como Tras el Diván no existirían.

Google ads funciona bajo un sistema de pujas. Por lo que no todas las palabras cuestan lo mismo.

Es sencillo, piénsalo.

No puede costar lo mismo el término «psicólogo Madrid» que «como decirle a mi psicólogo que no le aguanto».

En la primera, la persona seguramente esté buscando los servicios de un profesional al que acudir.

En Google ads también hay competencia, ya que la mayoría de personas pujaremos por esas palabras que más posibilidades de conversión nos traerán.

Ergo, si hay más profesionales pujando, serán más caras.

El objetivo es ir optimizando nuestras campañas, de modo que vayamos detectando esas palabras que con menos inversión nos traen mejores resultados.

Al comienzo es como lanzar un poco un disparo al aire (aunque tampoco es así), y poco a poco vas viendo que te funciona mejor y en función de eso optimizas tus campañas.

Claro, ahora el tema es, y yo como c*** hago eso, si no tengo ni idea.

Pues tienes dos opciones: contratar a un especialista, lo que te costará más, ya que tienes que pagar su tiempo y la inversión en anuncios. O mi preferida, aprender a hacerlo tú.

¿Dónde?

Pues en nuestra comunidad por ejemplo, ya que una de las formaciones que tenemos es precisamente la de aprender a usar Google Ads 🙂

Ahí tienes que valorar tú, tiempo y dinero. Es cierto que si nunca la has usado, es posible que al comienzo no te sean super rentables, pero esto es normal.

Lo bueno de Google ads es que tu sólo pagas por click, es decir, que si no te visitan no pagas.

El error más frecuente es estar pujando sin darnos cuenta, por palabras que no tienen un objetivo de conversión. Por ejemplo «Síntomas de ansiedad».

Es posible que la persona que busca eso tenga ansiedad, pero no tienen porque estar pensando en ir al psicólogo (al menos de momento), sólo informarse.

Mi opinión es, que aprendes a usarla tú. De todas las estrategias de marketing que hay para psicólogos, considero que es la más sencilla, rápida y rentable de manejar.

El dinero que te gastarías en que te lo lleve alguien, te lo puedes gastar en aprender y así no depender más de terceros.

De momento, si quieres aprender tips, estrategias e irte enterando un poco de que va todo esto del marketing para psicólogos, te aconsejo apuntarte a la newsletter.

Ahí recibirás contenido de valor para que poco a poco vayas aprendiendo a implementar las estrategias más efectivas para tu marca personal.

Además, te regalo el diccionario de marketing para psicólogos, fundamental si quieres seguir en esto:

Ventajas y desventajas de Google ads para psicólogos

Utilizar Google ads como estrategia de marketing para psicólogos tiene algunas ventajas y desventajas. Vamos a verlas:

Ventajas

  • Seguramente sea la forma más rápida e inmediata de comenzar a llevar pacientes a consulta.
  • Google Ads tiene una curva de aprendizaje relativamente baja.
  • Podemos controlar lo que gastamos sencillamente de modo que no se nos vaya de madre la inversión.
  • No hace falta una gran inversión inicial para poder comenzar a usar Google Ads.
  • Sólo se necesita una web para poder implementar esta estrategia.

Desventajas

  • Pan para hoy y hambre para mañana. Si dejas de pagar dejas de aparecer.

Esta es la única desventaja que le encuentro. Aunque es cierto que existe otro hándicap a tener en cuenta:

Es importante que tu página web convierta. La idea de pagar por clicks y llevar a gente interesada a conocer nuestros servicios puede sonar muy bien.

Sin embargo, si nuestra página web no está bien pensada en cuanto a usabilidad y diseño, es posible que hayas personas visitándola, y que se vayan por donde ha venido.

Usabilidad quiere decir en resumen, que tengan fácil el poder contactarte y no se tengan que volver locos dando vueltas por la web. También, que no les distraigas con otros elementos que acaben haciendo que se vayan a tu blog, redes sociales u otros, y al final, no te contacten.

La parte de diseño es evidente, una web cutre da muy mala imagen. Tampoco digo que tenga que ser una obra de arte. Algo serio, cuidado, sencillo.

Por fortuna, también contamos con el curso de como crear una página web para psicólogos paso a paso en la comunidad 🙂

Y si te apuntas a la newsletter, ya sabes, diccionario for you

Ya no volverás a poner cara de póker cuando te hablen de marketing

¿Pero entonces recomiendas empezar por google ads o qué?

Si mi objetivo fuese empezar a tener pacientes de manera inmediata, creo que empezaría por aquí, sí.

Hay otras manera de hacerlo, pero quizás sea la más sencilla de implementar para llegar a personas que buscan psicólogx.

Ahora, bajo mi punto de vista, no debería ser la estrategia única. Es decir, yo a la par iría trabajando el SEO. Es una estrategia a largo plazo, que consiste en aparecer en Google de manera orgánica sin tener que invertir en publicidad.

Esto conlleva más trabajo, pero si tienes un proyecto a largo plazo, seguramente sea algo que en algún momento vas a tener que implementar.

 

Categorías
Marketing

El mail marketing es como ligar en una biblioteca

Mientras que las redes sociales, es como hacerlo en una discoteca.

Una vez ligué en una biblioteca, sólo una.

Tampoco iba mucho, la verdad. Yo era de los que hacía de su cuarto de estudio un templo al onanismo. Vaya, hoy me he levantado infectado de poesía.

Tanto marketing me está haciendo polvo.

El caso, que una vez ligué en una biblioteca, sólo una.

Y creo que ha sido de las mejores experiencias que he tenido en este terreno. Si no te ha pasado nunca, imagínatelo cómo es:

  • No puedes hablar muy alto.
  • No puedes enrollarte demasiado porque entonces no estudias.
  • No puedes darte el lote. Como mucho, puedes meter un poco de pie por debajo de la mesa.

Nosotros lo que hacíamos era mandarnos «notitas». Recortábamos cachos de un cuaderno y nos las lanzábamos. Creo que ya existía el whatsapp, pero yo al menos aún no lo usaba.

Qué tiempos. El caso es que había algo de magia en todo aquello.

Ligar en una discoteca es diferente. Tienes que destacar, hacerte ver, contar muchos rollos. No sé, a mí no se me da bien. Encima, no soy muy alto.

Ligar en instagram, que diga vender

Bueno, pues yo creo que vender en Instagram es cómo ligar en una discoteca.

Yo tenía un amigo que me decía que tenía un truco infalible para ligar. Una vez, decidí preguntarle por dicho método y me contó literalmente:

Le entro a todas y por estadística, alguna caerá.

El caso es que le funcionaba. Esto en marketing tiene un nombre y se llama hacer spam. Es más o menos lo que sucede cuando te metes en tu cuenta personal de instagram a cotillear que ha desayunado el vecino, y de repente recibes un privado de alguien que no conoces tratando de ofrecerte algo.

Alguna vez puede colar, pero no es lo habitual.

Hay quién lo hace más sofisticado, y no llama a tu puerta. Simplemente, se dedica a compartir contenido de valor. Esto para mí, sería lo homólogo a sacar a relucir tus mejores galas y estirar la sonrisa.

Funciona mejor.

Pero le sigo viendo un problema: Y es que no eres el único o única que lo hace.

Por otro lado, quizás sólo quieran bailar con sus amigos, aquellos de quiénes intentas obtener su atención. Eso es justo lo que pasa en IG. Las personas lo usamos para entretenernos, no para comprar.

Incluso aunque queramos comprar, no es el momento.

El mail marketing seduce

Hay quién dice que el mail está muerto. Que está oxidado. Yo no podría estar menos de acuerdo con esto.

No digo que no trabajes tus redes sociales. Trabájalas, y en cuánto puedas, llévate a las personas al mail.

Deja de contarme tus traumas de adolescente que no se come un rosco. ¿Qué es eso del mail marketing?

A ver si consigo explicarlo sin enrrollarme mucho.

El mail marketing es una estrategia de comunicación. La ventaja que tiene frente a las redes sociales es que no compites en paralelo, lo haces en serie. Estableces una especie de relación impalpable, casi romántica me atrevería a decir.

Si lo haces bien claro.

Igual alguna vez te ha pasado con Youtube. No sé si sigues a algún Youtuber. A mí me ha ocurrido, empezar viendo los vídeos de alguien que al principio ni fu ni fa, pero que con el paso del tiempo, le coges una especie de cariño.

Es como si le conocieras. Te acostumbras a su forma de contar las cosas, a sus gestos, étc. Pues con el mail marketing pasa algo similar.

Básicamente lo que vamos a necesitar para poder implementar esta estrategia son mails.

No vale cualquier mail

No vayas ahora a ponerte a buscar mails como loco/a por google. Eso es ilegal, así que ojito cuidao.

No, se trata, de que las personas voluntariamente decidan dejarnos sus mails. ¿Cómo se hace esto?

Pues hay muchas maneras. Lo primero que necesitamos es una página web o blog. Aquí tendremos que poner boletines de suscripción en donde las personas podrán dejar su correo a cambio de algo.

¿Qué es ese algo?

  • Un descuento, un sorteo, étc.
  • Un regalo, lead magnet, gancho o como se nos antoje llamarlo.
  • O simplemente, recibir información de valor cómo en este caso:

Un inciso, ¿te gusta el marketing?

Bueno, eres terapeuta, seguramente le tengas algo de manía. En el fondo, ambos sabemos que es importante saber como promocionarnos de manera efectiva.

Te propongo algo, apúntate a esta newsletter. Te iré contando «secretos» de como lo hago yo». Ademaás, te envío el diccionario de marketing para psicólogos.

Ya no volverás a poner cara de póker cuando te hablen de marketing

¿Ves? Es sencillo, al menos la teoría.

Vale, ya tenemos el contacto. ¿Y ahora qué? ¿Me meto en mi Gmail y les digo «cómprame»?

–  ¿Me compras?

– Oye, cómprame

– ¿Me vas a comprar?

– ¿Por qué no me compras?

– Venga, ha estado bien la gracia, cómprame.

– Cómprame o te rajo.

Pues no, así no.

Lo que vamos a hacer por mail es contarles historias. Historias que de algún modo motiven, como estoy haciendo yo ahora.

Yo te he hablado de ligar, pero tú puedes hacerlo de lo que quieras. No tiene porque ser gracioso o divertido. Yo he elegido este formato, pero simplemente, tienes que encontrar tu estilo. Lo que quieres transmitir para evidenciar que aquello que quieres vender tiene un valor o un sentido.

¡Ojo! ¡Que esto es un arte eh! Hay que aprender hacerlo. Habilidades como estas son las que te enseñamos en Tras el Diván.

Pero si yo soy psicólogo, no tengo nada que vender

Pues eso no es cierto. Tu no vendes pulseras, ni vendes robots de cocina, pero sí vendes algo: tu servicios.

Esto nos tiene que quedar claro. Debemos dejar de ver la palabra vender como algo poco ético o amoral.

Al revés, te estoy pidiendo que hagas algo verdaderamente bueno y honesto.

Piénsalo de este modo, ¿si a ti te pide un ser querido recomendación para ir al psicólogo? ¿Le pasarías el contacto de un compañero del que no sabes nada o del que tienes buenas referencias?

Pues esto es lo mismo.

Los terapeutas solemos pensar qué con hacer una página que diga en todas las cosas que estamos especializados es suficiente. Sin embargo, las personas necesitan sentir la confianza y la seguridad  de que les vamos a poder ayudar.

Cómo mínimo, que vamos a comprender lo que les sucede.

Esto es lo que logramos mediante el mail marketing. Construimos una relación invisible donde nos mostramos. Y entonces pasará esto:

  • A muchas personas no les cuadrará lo que les cuentas y se desapuntarán de la newsletter.
  • A varias personas les gustará lo que escribes, pero aún así, no darán el paso a contactarte ni solicitar tus servicios.
  • A unas pocas personas, les gustará lo que escribes y te identificarán con lo que necesitan. Entontes te contactarán.

Lo bueno, es que estas pocas personas, suele ser la cantidad suficiente y necesaria para poder vivir de nuestra mayor pasión: la psicología.

Venga, apúntate a la newsletter o te rajo

No me denuncies, qué es broma

Ya no volverás a poner cara de póker cuando te hablen de marketing
Categorías
Marketing

Diccionario de marketing para dummies, que diga, psicólogos

Hola compañerx, ¿cómo estas?

Espero que no te haya sentado mal el título del artículo. Lo cierto es que los psicoterapeutas, solemos ser un poco dummies en todo esto del marketing. Y no es porque seamos torpes, es por desinterés.

Generalmente, nos interesa lo nuestro, que son las personas. De las máquinas y todo lo que las rodea, solemos ser un tanto escépticos.

Es una especie de amor-odio en verdad.

Sabemos que debemos estar ahí, pero nos resistimos a empaparnos del todo. A mis compañeras de Integra Terapia les traigo locas, hablándoles de leads, conversiones, ROI, entre tantas otras cosas.

Como al final escuchar tanto término que no sabemos que significa puede resultar desmotivador, he creado este diccionario de marketing para que te familiarices con el mundillo.

SEO

El SEO (Search Engine Optimization) es bastante sencillo de comprender, aunque no tanto de dominar. Básicamente, es trabajar para aparecer en Google de manera orgánica, es decir, sin pagar por publicidad.

Si ahora mismo acudes a Google y buscas por ejemplo «psicólogo madrid», aparecerá algo así:

 

Como ves, estas entradas aparecen como «Anuncio». Bien, pues eso no es SEO, si no publicidad de pago (SEM). Esto te lo explicaré más tarde.

Si sigues bajando un poco más hacia abajo (los guays también lo llaman hacer scroll), encontrarás esto otro:

Es decir, aparece un mapa, con una serie de centros o psicólogos. Seguramente a ti te aparezcan otros. Esto va a depender tu geolocalización ya que es una integración en el buscador de Google de Google maps.

¿Qué hay que hacer para aparecer ahí?

Pues hay que abrirse una ficha en Google My Business. Ahora, darte de alta no quiere decir que vayas a aparecer. Google muestra los sitios que entiende cómo mejores, en base a diferentes variables, entre ellas, las reseñas positivas que ha recibido ese sitio.

Sobre esto, hablaremos en la escuela de formación.

Pero ahora no es el momento de entretenernos con esto.

Si vuelves a hacer scroll (😉), encontrarás esto otro:

¡Esto sí que es SEO!

Es decir, cuando trabajas el SEO de tu sitio web, lo haces para tratar de aparecer lo antes posible en Google para determinados términos de búsqueda, también llamados «keywords».

Podemos diferencias entre keywords (psicólogo) y keywords long tail (psicólogo madrid barato). Por cierto, mira quién aparece ahí  en cuarta posición para una de las kw más competidas.

SMO

El SMO (Social Media Optimisation) sería lo mismo, pero en el contexto de las redes sociales. Es decir, trabajar el posicionamiento orgánico en las RRSS.

¿Cómo? Pues por ejemplo en instagram, mediante el uso de #Hashtags.

SEM

Venga, vamos con lo siguiente, que si no esto me va a quedar eterno. El SEM (Search Engine Optimization) es la publicidad de pago. ¿Te acuerdas los anuncios que aparecían en la primera imagen? Pues eso.

Estos se consigue mediante la herramienta de Google Adwords. Ahora, no es fan fácil como pagar y ya está, así aparezco. Google Adwords funciona bajo un sistema de pujas, y para tener una buen balance entre inversión y retorno (ROI) hay que saber usar la herramienta.

Si no tienes ni idea, puedes abrirte una cuenta y comenzar a usarla. Sin embargo, te recomiendo antes estudiarla un poco, haciendo algún curso, ya que de lo contrario es bastante posible que palmes pasta, o que al menos te salga más caro de lo que debería. En la escuela tenemos en mente sacar dentro de poco un curso de Google adwords.

Facebook ads

Facebook ads es otro tipo de publicidad de pago. A mí, personalmente, es la que más me gusta. Es cierto que tiene una curva de aprendizaje, pero cuando aprendes a usarla bien, puedes obtener grandes resultados con inversiones muy pequeñas de dinero. En el momento en que escribo este post, en la comunidad tenemos el curso de iniciación a FB ads, y pronto, vendrán otros más avanzados.

Faebook ads es básicamente hacer anuncios que van a aparecer en las redes sociales (Facebook e instagram) de las personas. Lo mejor de esto, es que nos va a permitir segmentar mucho a las personas que queremos mostrarles nuestros anuncios.

Hay algunos términos relacionados con Facebook ads que debes conocer:

Fan page

En Facebook, además de tu cuenta personal, puedes tener una página profesional. Importante, no confundir con los grupos de Facebook. Mira, la mía por ejemplo es esta:

Fíjate en ese botón, azul que pone «Promocionar». ¿Lo ves?

Genial, pues olvídate de él.

Facebook Business

Una vez que tenemos nuestra Fan page creada, ya podemos comenzara a hacer anuncios. La tentación de darle al botón azul y que este haga magia es grande, sin embargo, es una pésima idea.

Los anuncios deben administrarse desde una herramienta llamada Facebook Business.

Pixel de Facebook

El pixel de Facebook es… a ver como te lo explico sin acabar de desanimarte del todo por el marketing digital. Es una especie de huella que sirve para medir el comportamiento del usuario.

Por ejemplo, si tienes una página web e instalas el pixel de Facebook en ella, este registrará quiénes han visitado tu web y por donde se han movido.

Esto es muy útil para hacer campañas de remarketing. El remarketing es mostrar anuncios a personas que han visitado o han tenido comportamiento concretos en tu página web.

Imagina por ejemplo, el caso de una persona que ha llegado a tu página de contacto, pero por la razón que sea, se ha arrepentido o simplemente, se ha distraído con otra cosa y se ha ido.

Gracias al Pixel, podríamos hacer un anuncio pensando en todas aquellas personas para recordarles donde seguimos estando.

Mail marketing y mucho más

Bueno, si has llegado hasta aquí, es que eres duro o dura de roer. El mail marketing es un tipo de estrategia de marketing donde conseguimos el mail de las personas, para luego escribirles y darles los bueno días.

Además, de darles los buenos días, vamos a aprovechar para hablar de nuestros servicios u ofrecer nuestros productos.

A ver, esto no es tan así, tiene una coherencia. Sólo es para que me entiendas.

Leads

Los leads son los mails que conseguimos capturar, simple y llanamente. ¿Cómo?

Con boletines de suscripción y llamadas a la acción como estos:

Un inciso, ¿te gusta el marketing?

Bueno, eres terapeuta, seguramente le tengas algo de manía. En el fondo, ambos sabemos que es importante saber como promocionarnos de manera efectiva.

Te propongo algo, apúntate a esta newsletter. Te iré contando «secretos» de como lo hago yo».

Lead magnet

El lead magnet es el gancho que suele usarse para conseguir que la persona deje su mail. Muchas personas lo que hacen, es ofrecer algún tipo de regalo (un ebook, un descuento, u otra cosa) a cambio de que la persona deje su mail.

En mi caso, mi lead magnet es simplemente contarte «mis secretos».

Aunque pensándolo mejor…

¿Te gustaría tener esta diccionario en PDF a mano siempre disponible?

Ya no volverás a poner cara de póker cuando te hablen de marketing

¡Pues suscríbete y te lo envío al mail!

Yo lo que hago cuando «capturo un mail», es ir compartiendo con los suscriptores contenido único que no publico en ningún otro sitio. De paso, hago recordatorios sobre la comunidad, para que los lectores como tú, que puedan estar algo indecisos se acaben apuntando.

Bien, esto es una estrategia de mail marketing.

Habrá muchos suscriptores que simplemente, quieren leer lo que les mande, y otros que decidirán apuntarse porque lo que están viendo les gusta y quieren profundizar.

Landing page

Esto que estas leyendo es un simple post, pero muchos marketers, crean páginas específicas solamente para captar leads. Estas páginas se llaman Landing page (páginas de aterrizaje). También son páginas de venta.

Para ejemplo, un botón, esta es la mía: Información

Funnel de venta

funnel

Los Funnel de venta o embudos de venta, son rizar el rizo. Uno de los funnel de venta más frecuentes son:

A ver si no te pierdes.

  1.  Hago un anuncio en Facebook que te lleva a:
  2. Una landing page donde te pido el mail para asistir a un webinar.
  3. En el mail te mando la invitación al webinar.
  4. En el webinar te cuento algo de valor, y de paso, te ofrezco otra cosa o simplemente lo dejo caer.
  5. Después, contacto contigo por mail para volver a ofrecértelo.
  6. Vuelvo a contactarte para ofrecerte una rebaja si no lo has comprado ya.

Vale, vamos a verlo con un ejemplo práctico:

Imagina que eres experto/a en el tratamiento de las disfunciones sexuales y has preparado un curso para profesionales que quieres promocionar.

Haces un anuncio en Facebook o donde sea, que te lleva a una página donde ofreces una lista para apuntarse a un taller de media hora sobre el tratamiento de la anorgasmia y que te has preparado con esmero.

Como es gratis y muchos terapeutas tenemos casos de este tipo en consulta que no sabemos como resolver, nos apuntamos.

Tú nos das algo de valor, pero no lo das todo. Evidentemente en media hora es imposible.

Esto queda ahí.

Unos días después recibimos un mail tuyo ofreciendo una formación completa. En este punto, como ya te he visto y veo que sabes de lo que hablas, decido apuntarme porque necesito formarme. O quizás, paso de tu cara. Es la magia del marketing, no puedes gustarles a todos, pero basta con unos pocos para que la cosa vaya bien.

Estos funnels siguen funcionando, pero comienzan a estar un poco trillados. Es como la publicidad en la Tv, sabemos que es publicidad y desconectamos.

En la academia, tenemos un curso de Funnels con ideas creativas para hacer cositas un poco  diferentes, ya que esto considero que hay adaptarlo también al formato profesional. No todo vale.

Venga, no te hagas de rogar tanto

Si lo que te voy te va a gustar 🙂

Ya no volverás a poner cara de póker cuando te hablen de marketing
Categorías
Marketing

El dilema del psicólogo: ¿Trabajo por cuenta propia o para un gabinete?

rTrabajar por cuenta propia o para una empresa, esa es la cuestión.

Una versión un poco más larga que el clásico Ser o no ser que diría Hamlet. Si eres psicólogx y quieres dedicarte o te dedicas al ámbito clínico (sanitario para que no se enfade ningún PIR), la pregunta de si montártelo por tu cuenta o buscar empleo en una empresa es una cuestión que seguramente te hayas planteado en alguna que otra ocasión.

Son muchas las cuestiones que hay plantearse ante un dilema de este tipo, y yo, lejos de tener la verdad absoluta sobre esto, quiero compartir contigo mis opiniones.

Seguridad vs. deterioro profesional

No sé cómo lo habrás vivido tu, pero a mí en la carrera me lo pintaban muy feo: hay pocas oportunidades y hay que hacer tropecientos mil máster para ser competitivos a nivel laboral.

Es cierto que muchas clínicas para contratar a un psicólogo le piden entorno a 4 – 5 años de experiencia. Por un lado es lógico, la empresa quiere asegurarse de tener a los mejores profesionales a su lado y es cierto que la experiencia es un valor muy importante. Por el otro, es la pescadilla que se muerde la cola: ¿Cómo voy a tener experiencia si nunca me dan la oportunidad?

Después de tu grado, un máster, quizás otro e incluso después de otro más, ya estas listo/a para tu primer trabajo… de voluntario/a. En el mejor de los casos, es posible que encuentres unas prácticas mal remuneradas.

Pero los psicólogos somos así, pasionales y queremos comenzar a ver pacientes como sea.

Puede que este no haya sido tu itinerario, ojalá de hecho, pero es una historia que he visto reflejada en muchos de mis compañerxs. Después de varios años de prácticamente regalar su trabajo, les han ofrecido una oportunidad de empleo en un gabinete.

Claro, cuando vienes de la nada, o de muy poco, que te ofrezcan la posibilidad de trabajar en lo tuyo, de manera continuada y con un sueldo, te parece una maravilla. Lo coges.

Las condiciones suelen ser algo así, aunque pueden variar mucho: Un sueldo de entre 1.200 euros y 1.500 euros (netos), por ver entre 25 y 30 pacientes semanales.

Antes de continuar con el artículo, tengo un presente para ti. Únete a la newsletter y recíbelo en tu correo el diccionario de marketing pensado para psicólogos y terapeutas.

Ya no volverás a poner cara de póker cuando te hablen de marketing

Un caso real

Hace 4 años más o menos hice una entrevista de trabajo para una clínica de psicoterapia en Madrid. Yo estaba por cuenta propia y no estaba buscando empleo, pero como era un sitio de cierto renombre, decidí ir a al entrevista y ver que me contaban.

No te diré quiénes son, por aquello de se dice el pecado, pero no el pecador. Me ofrecían 1.500 euros netos, por 30 horas a la semana (es decir, 30 pacientes).

Vamos a echar las cuentas de la vieja:

Este sitio cobraba la sesión a 70 euros (un precio por encima de la media). 70 euros por 120 sesiones al mes son 8.400 euros. De esos 8.400, debemos restarle mi sueldo, es decir, 8.400 – 1.500 son 6.900.

Evidentemente, ellos tienen otros gastos por lo que esos 6.900 no son ingresos reales. Supongamos que mantenerme en nómina les cuesta de otros 1.500, entonces, quedarían 5.100 euros.

No sé si este es el coste de tener a un empleado en nómina porque no tengo una empresa, como te decía, estoy echando las cuentas de la vieja. No me importa ser super preciso con esto, porque no es a donde quiero llegar.

De estos 5.100 euros, supongamos que tienen que pagar un alquiler, IBI, material, yo que sé, quitémosle otros 1.000 euros. Creo que estoy tirando bastante al alza, pero bueno = 4.100 euros.

psicologo por cuenta propia 2

Claro, es posible que haya cancelaciones, algunos pacientes no se presenten…Pongámosle que hay esas pérdidas y que no cuentan con una política de cancelación (que no era el caso, porque se pagaba por adelantado), y les quitamos otros 1.000 euros. Ya estamos en 3.100 euros.

¿Hay algo más que me esté dejando en el tintero? Seguramente. Así que por si acaso, les quitamos otros 1.000 euros: estamos en 2.100 euros.

A ver, voy a parar, que me estoy aburriendo de mí mismo. Vamos a dar por bueno que ellos por mí trabajo obtienen definitivamente 2.100 euros.

Lo más probable es que estas cuentas estén fatalmente realizadas, sin embargo, hay algo que parece evidente y es que cómo mínimo, la empresa va a obtener el mismo beneficio que yo por lo que hago.

Esto puede que incluso lo des por algo normal o comprensible, pero piénsalo un momento, ¿te parece coherente que ganes el mismo dinero o menos por tu trabajo que otra persona que se encarga de dártelo?

A mí no.

Ventajas

Las ventajas de trabajar para otra persona o centro son evidentes:

  • Continuidad de pacientes entrantes.
  • Cotización y paro.
  • Sueldo fijo al final de mes.
  • Pagas extras

Es decir, si agrupamos todas estas ventajas en una, podríamos ponerle un apellido claro: seguridad. O mejor dicho, sensación de seguridad.

A cambio, tenemos otras desventajas:

  • Poco margen para elegir los pacientes con los que queremos trabajar y los que no.
  • Agotamiento (30 pacientes a la semana me parece una burrada).
  • Insatisfacción: ¿Tu crees que puedes prepararte 30 casos y hacer bien tu trabajo?
  • Presión por mantener a los pacientes y que no se vayan.
  • Cobras unas mierda.

Evidentemente, esto no es generalizable a todas las ofertas de empleo, aunque cuando pienso en los compañerxs que trabajan para terceros, siempre les recuerdo agotados, cansados y frustrados. Ni que decir tiene, si trabajas para una aseguradora.

No sé, para hablar con mayor conocimiento debería haber estado dentro alguna vez, pero creo que yo no me sentiría libre de poder decidir como ejercer mi profesión, y eso no tiene precio.

Un inciso, ¿te gusta el marketing?

Bueno, eres terapeuta, seguramente le tengas algo de manía. En el fondo, ambos sabemos que es importante saber como promocionarnos de manera efectiva.

Te propongo algo, apúntate a esta newsletter. Te iré contando «secretos» de como lo hago yo».

Y el diccionario 🙂

Ya no volverás a poner cara de póker cuando te hablen de marketing

¿Entonces por cuenta propia?

¡Ojo! ¡ojo! ¡ojo! Que no es oro todo lo que reluce.

Yo trabajo por cuenta propia y nunca lo cambiaría, pero también tiene sus cosas malas, como todo:

  • Eres autónomo/a
  • Mayor incertidumbre
  • Te tienes que ocupar de otros aspectos como el marketing.

En general, tú te lo guisa, tú te lo comes. Ser autónomo/a tiene también algunas dificultades que seguramente te puedas hacer una idea. Bajo mi punto de vista, lo más difícil es arrancar y aquí es donde se caen la mayoría de profesoonales. Cuando te abres hueco, a no ser que como terapeutas seas un desastre, los pacientes satisfechos te van trayendo nuevos pacientes.

A día de hoy, yo no tengo ningún sentimiento de incertidumbre, estoy bastante seguro de la viabilidad del proyecto. Ahora, es cierto que esta profesión te impide poder dormirte en los laureles.

En la actualidad, yo cobro 50 euros la sesión y veo una media de 15 pacientes al mes. Podría ver más, ya que entre el boca a boca y la página web, entran bastante solicitudes. Sin embargo, para mí, esta cifra es en la que siento que puedo estar 100 % involucrado en cada caso, sin saturarme ni acabar odiando la profesión.

Y si echas cuentas, pues te sale un sueldo bastante digo. Es cierto que yo ando metido en muchas otras cosas, pero para un psicólogo que únicamente se dedique a su profesión, diría que es más que suficiente.

La cuestión es, ¿prefieres optar por la seguridad que te ofrece un puesto de trabajo «estable» pero que te acaba agotando? ¿o los beneficios que tiene hacerlo a tu manera, pero sabiendo que tienes que pensar en el futuro?

Si yo tuviera 15 pacientes tampoco me lo pensaba, no te J***

Claro, si este es el tema, que cuando empiezas no tienes 15 pacientes semanales, quizás ni uno. Como te decía antes, la parte más difícil es empezar a tener actividad, porque una vez que arrancas, se comienza a producir un efecto bola de nieve, ya que unos llaman a otros.

Hay que tener en cuenta que emprender, sea un negocio del tipo que sea, conlleva asumir pérdidas al principio o tener pocas ganancias. Toca invertir, ya sea en tiempo o dinero.

Yo tampoco comencé teniendo tantos pacientes, empecé de cero. Mi método en su día fue poner carteles en marquesinas y farolas. En su día no tenía ni idea de marketing, si tuviese que comenzar ahora, evidentemente con lo que sé no lo haría de este modo.

Tengo la sensación de que los psicoterapeutas no nos damos cuenta, que en el fondo,  nuestros apellidos son una marca personal. Quizás, sólo quieras dedicarte a pasar consulta y pienses que todo eso del marketing no es para ti. Sin embargo, yo no te digo que te vuelvas marketer, si no que te aproveches de este para poder dedicarte de manera segura y placentera a lo que realmente eres.

Bajo mi punto de vista, son tres los ingredientes que hacen falta para comenzar a traer pacientes a consulta:

  • Constancia
  • Creatividad
  • Conocimiento

Volviendo a hablarte de otros compañeros que trabajan para gabinetes privados, cuando están muy quemados, deciden comenzar la travesía de ponerse por su cuenta. El problema, es que lo hacen por petardazos. Estoy harto/a, y entonces me abro una cuenta de instagram profesional para comenzar a subir post.

¿Esto es efectivo para traer pacientes a consulta? Pues normalmente, no, y sobre todo no es rápido.

Aquí entra en juego la primera parte: el conocimiento.

Supongo que como terapeuta te molestará cuando alguien te dice que ser psicólogo es fácil, que consiste en dar consejos o alguna tontería de estas. Con el marketing pasa algo similar, todos creemos que sabemos de él. Sin embargo, luego sucede que hacemos cosas que no sirven para nada ni tienen ningún resultado.

Ergo, tienes dos opciones: externalizar o aprender. Si tienes más dinero que tiempo: externaliza. Si estas comenzando y no tienes dinero, te toca aprender.

¿Cómo? Una opción maravillosa es nuestra comunidad. Pero si no, pues investiga.  Yo lo hice, y con constancia, aprenderás.

E ahí el segundo ingrediente. Tenemos que entender que trabajar por cuenta propia supone tener que prestarle atención en alguna medida a nuestras estrategias de promoción y que no se trata de gastarnos 500 euros en una página web y respirar aliviados.

Insisto, tú eres tu marca personal y tiene que estar activa. Es algo que tienes mantener, igual que sigues formándote para reciclarte. No tienes que dedicar el 50 % de tu tiempo al marketing, pero no puedes descuidarlo si quieres vivir de tu profesión y trabajar por cuenta propia.

Quizás cuando tengas un volumen alto de pacientes sí, aunque aún así, yo te diría que tampoco es conveniente.

El tercer ingrediente es la creatividad, y este sobre todo, te va a servir para traer pacientes a consulta. Yo ahora mismo, si tuviera que empezar de cero, creo que sería capaz de generar nuevos pacientes con una inversión mínima.

Eso se debe a que he estudiado y comprendido las diferentes herramientas que tenemos. La creatividad reduce los costes de inversión drásticamente. Te pongo un ejemplo para que veas la diferencia:

  • Opción A: Hacer un bono de 10 sesiones.
  • Opción B: Tengo que explayarme para contártelo:

Un compañero nutricionista me planteó el tema de traer pacientes a su consulta. Él había comenzado por instagram a subir post, lo que hacemos todos cuando no tenemos ni idea, vaya. Aunque tenía un buen engagment, lo que hacía no se estaba traduciendo en conversionesEs decir, nadie le contactaba para pedir sus servicios.

Le propuse hacer un reto, el reto de los 21 días. Selecciono a 10 personas a las que les hizo una dieta para perder peso. Cada semana registraba sus progresos y los compartía con la comunidad. Los participantes comentaban y la gente lo seguía. Al acabar el reto, presentó los resultados de estas personas y cómo habían conseguido bajar de peso con su ayuda.

¿Fue un curro pues sí?, pero después de hacer esto, consiguió 10 altas de golpe. Después, la idea deparó en crear grupos para bajar de peso en comunidad y así motivarse los unos a los otros.

No le he vuelto a oír quejarse por la falta de trabajo.

Esto sólo es un ejemplo, hay soluciones incluso más sencillas, lo que no podemos pretender es que por tener un título la gente llame a nuestra puerta.

¡Creatividad al poder!

Venga, no te hagas desear tanto

Mis secretos te esperan

A ver, que en realidad no son secretos. Solamente cosas que he ido probando que me han funcionado

Pero esta bien llamarlo así, ya sabes, el marketing».

Categorías
Marketing

¿Instagram sí o Instagram no? Esa es la cuestión

Dime si no te sientes reconocido/a en esto:

Soy psicoterapeuta. Quiero vivir de ello porque es mi profesión. Tengo que comenzar a moverme y a estar de alguna manera en internet y las redes sociales.

¿Qué hago?

Me abro Instragram.

¿Para qué? ¿Por qué? ¿Cuál es le fin?

No lo sé, pero me lo abro.

¿Es Instagram la mejor estrategia de marketing para psicólogos?

Pues ni sí ni no. Esto va a depender de cuáles sean nuestros objetivos y de qué efectivamente estemos siguiendo una estratega y no nuestro instinto.

En principio la idea de abrirse una cuenta de Instagram profesional y comenzar a compartir contenido, parece una decisión inteligente e incluso, obvia y necesaria, ya que no son pocos los psicólogos que siguen este camino. Si no recuerdo mal, este es uno de los clásicos sesgos cognitivos, el efecto de arrastre: Si todo el mundo lo hace, será que es porque es buena idea y/o necesario.

Sin embargo, es posible qué:

  • Te hayas hecho Instagram con mucha ilusión, hayas comenzado a publicar no haya pasado «nada especial» y te hayas desanimado y olvidado del tema.
  • Sigues publicando, a la gente parece que le gusta lo que compartes, pero no se traduce en más pacientes.
  • Nunca has estado en esta red social ni te interesa la vaina, pero estas por aquí curioseando. Bienvenidx seas también.

En el primero de los casos la cuestión es; ¿Qué estamos esperando que suceda exactamente? y en el segundo, ¿Instagram es la mejor estrategia para llevar personas a nuestra consulta?

¿Instagram convierte?

Sé que el término «conversión» te puede rechinar un tanto, pero si vas a moverte desde ahora en círculos relacionados con el marketing digital, debes familiarizarte con su semántica.

Bajo mi punto de vista y la de mayoría de personas que he escuchado, las redes sociales en general, no están pensadas para convertir, si no para crear una comunidad y para trabajar nuestra propia marca personal.

Debemos tener en cuenta que las personas que se encuentran en Instagram de «paseo», no lo hacen con el objetivo de satisfacer otra necesidad distinta al entretenimiento. Es decir, no están en fase de compra.

Es cierto qué, es posible transformar el vínculo que tenemos con los participantes de nuestra comunidad para que transiten de una fase informativa a una fase de compra.

Sin embargo, en el caso tener pacientes, yo  no lo veo mucho. No te digo que no te puedan salir, pero considero que en relación inversión de tiempo y retribución, no es la estrategia más eficaz si es nuestro objetivo.

Su tu idea es vender talleres, cursos, libros u otros servicios parecidos, es otro tema. Considero que en estos casos puede funcionar mejor. La razón, es que son servicios que se prestan mas a hacer sorteos, concursos, descuentos y un largo etcétera. Además, de que se prestan un poco mejor a darle bombo.

Por otro lado, si nuestro objetivo es la psicoterapia, no me parece la mejor estrategia para cuidar nuestra imagen personal que se nos vea desesperados por llevar pacientes a nuestro gabinete y estemos constantemente ofreciendo bonos y primeras sesiones gratuitas.

Si eres original esto se le puede dar una vuelta, pero de momento, vamos a sentar unas bases: Instagram es una fuente de entretenimiento.

Un inciso, ¿te gusta el marketing?

Bueno, eres terapeuta, seguramente le tengas algo de manía. En el fondo, ambos sabemos que es importante saber como promocionarnos de manera efectiva.

Te propongo algo, apúntate a esta newsletter. Te iré contando «secretos» de como lo hago yo».

Y también te envío el diccionario de marketing para psicólogos.

Ya no volverás a poner cara de póker cuando te hablen de marketing

¿Entonces dónde se convierte?

Piensa en ti mismo/a, si quisieras buscar yo que sé, un fisioterapeuta. ¿Qué harías? ¿acudir a Instagram?

Seguramente no. Lo más probable es que pidas referencias. Esta es una parte que no podemos controlar, salvo haciendo bien nuestro trabajo y confiando que nuestros pacientes nos recomienden.

Si esta opción te falla, lo más probable es que acudas a Google haciendo una búsqueda similar a esta fisioterapeuta Madrid. Por lo tanto, si tu objetivo es este, tener más pacientes, mi consejo es claro, céntrate en Google.

Aquí tenemos dos opciones, publicidad de pago (SEM) o posicionamiento orgánico (SEO), pero esto lo veremos en otro artículo.

¿Entonces para qué sirve Instagram?

Pues en realidad sirve para muchas cosas, y pese al tono de este artículo, sí que te recomiendo estar. Para mí la pregunta no es ¿si debo estar en Instagram o no? Si no, como debo estar.

Tener una cuenta de Instagram atractiva, seria, profesional y activa, da muy buena imagen.

Sí, la imagen es importante. Ahora, activa no quiere decir que tengamos que publicar constantemente todos los días, de hecho, es mejor primar la calidad antes que la cantidad.

Tener una cuenta de Instagram bien trabajada nos puede servir para las siguientes cosas:

  • Trabajar nuestra imagen profesional
  • Mantener el contacto con pacientes que han dejado de venir a consulta
  • Tener una carta de presentación
  • Que nuestros pacientes antiguos se acuerden de que «seguimos» ahí si nos necesitan. Incluso, puede ser una manera de romper el hielo si estaban pensando volver a terapia pero se encontraban indecisos.

Hay un sexto punto muy importante y que la mayoría de profesionales no tienen en cuenta, y es que Instagram es también una manera de hacer networking. Es decir, de construir relaciones con otros profesionales.

El problema es que la mayoría de psicólogos que nos hacemos Instagram, utilizamos esta medio como un escaparate y no como lo que realmente es: una red social.

Recapitulando

Mi consejo es que antes de abrirte cuenta en ninguna red social o cualquier otra acción de marketing te pares a pensar en cuál es el objetivo y este es realista. Con esto, podrás decidir si tu vehículo y que importancia darle a esta parte dentro de tu estrategia global.

Es posible que tengas preguntas para las que no tengas respuestas, pero para estamos en Tras el Diván, para ayudarte a desarrollar estrategias que consigan realmente ser eficaces en la consecución de tus objetivos.

Venga, no te hagas desear tanto

Mis secretos te esperan

A ver, que en realidad no son secretos. Solamente cosas que he ido probando que me han funcionado Pero esta bien llamarlo así, ya sabes, el marketing».

Además, tengo un regalito para ti 🙂

Ya no volverás a poner cara de póker cuando te hablen de marketing

Tú sin compromiso, cuéntame

Información protección de datos Alejandro Vera Casas

  • Finalidades: Responder a sus solicitudes y remitirle información comercial de nuestros productos y servicios, incluso por correo electrónico.
  • Legitimación: Consentimiento del interesado.
  • Destinatarios: No están previstas cesiones de datos.
  • Derechos: Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en traseldivan@gmail.com
  • Información adicional: Puede ampliar la información en el enlace de Avisos Legales.